III.- EL ANARQUISMO EN ACCION

RASGOS DISTINTIVOS EN LA DINÁMICA DEL ANARQUISMO

* Como tendencia de pensamiento, se remonta a la antigüedad (Grecia, China, heterodoxias religiosas del Medioevo y el Renacimiento), pero su presencia histórica activa se define con nitidez en Europa Occidental, a partir del 2do. tercio del S. XIX, por lo que está marcada decisivamente por la Modernidad.
* Hay diversidad de presupuestos filosóficos y de corrientes ideológico-políticas tanto en la acción del (A) “clásico” como en el (A) contemporáneo.
* Especificidad de ideas y propuestas (A) en: Educación, Justicia y Derecho, Ecología, Ciencia y Tecnología, Urbanismo, Feminismo, Antimilitarismo, Comunidades y Trabajo Alternativo, Medios de Comunicación, Cultura y Arte, etc.

Si se ha seguido con atención este compendio hasta aquí, el lector se habrá hecho ya una idea inicial de lo que es la visión anarquista de una sociedad libre. El problema es cómo llegar a ella, pues la utopía libertaria no es ilusión para consolarse, sino proyecto por construir.

Dentro del anarquismo hay muchas perspectivas diferentes pero todas ellas están relacionadas. Hay sistemas completos de teoría política anarquista denominados colectivismo anarquista, mutualismo, individualismo, anarcosindicalismo, comunismo libertario, feminismo anarquista, municipalismo libertario, etc. Los debates entre las distintas variantes del anarquismo se han sucedido durante mucho tiempo, siendo demasiado ricos y exhaustivos para exponerlos en este texto introductorio. Sin embargo, si pensamos en términos de lo que el anarquismo propone para hacer ahora, resulta que hay muchos puntos en común en todas las ramas. Cada corriente enfatiza la importancia de la acción en un área determinada de la vida. Pero no hay que dejar de decir que, por encarnizada que pueda ser la polémica interna dentro del movimiento y siempre lo ha sido, a nadie le cabe atribuirse el monopolio de “la verdad anarquista”, pues semejante pretensión dogmática es absolutamente ajena a la esencia del ideal ácrata.

Si alguien se decide a poner en práctica las ideas expuestas en estas páginas, empieza a crear su propia versión de anarquismo. Al hacerlo está añadiendo un participante a un movimiento que siempre necesita nuevos miembros, especialmente gente que esté siempre dispuesta a cuestionar teorías y reflexionar por si misma sobre la manera de construir un mundo mejor para todos y cada uno. ¡Discutir el tema con amigos, leer más del asunto, hablar con otros anarquistas!; ese es el modo de iniciar el largo camino hacia la autonomía. Reflexionar de forma independiente, y pensarlo con otros que también lo hagan, es la única manera.


Capítulo anterior- Índice- Capítulo siguiente
Editorial- Actualidad- Artes y letras- Filosofía- Historia-Enlaces - Libro de visitas- Foro- Chat

Inicio