El Colectivismo agrario en la Revolución Espaņola: La situación, por Benjamín Cano Ruíz y José Viadiu
I
LA SITUACIÓN

España, nación donde el régimen feudal ha perdurado, en esencia, casi hasta nuestros días, ha sido uno de los países europeos donde el latifundio conservó durante más largo tiempo las formas más descaradas de explotación y vasallaje. De ahí que el problema agrario haya constituido siempre una preocupación delos hombres inquietos y su solución un anhelo de las multitudes campesinas. Joaquín Costa (1844-1911), el gran aragonés que ya en 1898 escribió El colectivismo agrario, fue, sin duda, el pensador español que con más vigor y clara visión planteó el problema, que después fue replanteado revolucionariamente por la CNT(1) y el anarquismo, lo que motivo episodios sangrientos y luchas heroicas. Por ello, desde los primeros días de la sublevación fascista, en julio de 1936, en las provincias y comarcas donde aquella sublevación fue vencida, se inició una verdadera revolución social que en el campo experimentó asombrosas realizaciones de puro y llano comunismo libertario, como se verá en los datos y relaciones que siguen:

DISTRIBUCIÓN DE LA RIQUEZA GLOBAL DEL SUELO ESPAŅOL
(en hectáreas)

Tierras de cultivo anual 15.729,839
Barbecho 5.400.000
Total de tierra cultivada 21.129.839
Prados, dehesas y montes 23.642,514
Total de tierra productiva 44.772,353
Total de superfice de Espaņa, incluidas Islas Baleares y Canarias 50.510,210

DETALLE DEL NÚMERO DE HECTÁREAS EN POSESIÓN DE LOS PRINCIPALES LATIFUNDIOS ESPAŅOLES

Propietarios Hectáreas
Duque de Medinaceli 79,147
Duque de Peņaranda 51,016
Duque de Villahermosa 47,016
Duque de Alba 34,455
Marqués de la Romana 29,097
Marqués de Comillas 23,720
Duque de Fernán-Núņez 17,733
Duque de Arión 17,667
Duque del Infantado 17,171
Conde de Romanones 15,132
Conde de Torres-Arias 13,645
Conde de Sástago 12,629
Marqués de Mirabel 12,570
Duque de Lerma 11,879

Cuando fue aplastada la militarada de julio de 1936(2) en las principales ciudades y comarcas, los trabajadores y los campesinos emprendieron la expropiación de fábricas, empresas y fincas. Muchas de estas expropiaciones se realizaron porque los gerentes y propietarios se habían mostrado partidarios de los facciosos y se refugiaron en el extranjero o en el campo enemigo. Las incautaciones dieron lugar al nacimiento de un nuevo sistema económico, el cual pasó a llamarse, genéricamente, colectivismo.

Este sistema tenía por base la explotación en común por los trabajadores, de las fábricas, empresas o fincas abandonadas o incautadas. Los patronos dispuestos a colaborar eran incorporados como otros tantos colectivistas o bien -caso de los pequeños propietarios y artesanos- se les permitía la explotación individual de su industria o de la parte de tierra que fueran capaces de cultivar por su solo esfuerzo o bien por el familiar, a condición de no emplear mano de obra asalariada.

Dado que la descripción de las realizaciones y la vida de las colectividades agrarias nacidas en la revolución ocuparía, por sí sola, uno o varios gruesos volúmenes, habremos de conformarnos con unos cuantos ejemplos que nos servirán de paradigma de lo realizado por la Revolución Española (esencialmente por el anarquismo español, hecho carne en las multitudes trabajadoras afiliadas a la CNT) en ese capítulo de realidades revolucionarias.

(1)CNT: Confederación Nacional del Trabajo. Sindicato anarquista espaņol. Muy popular, agrupaba, según algunos, a cerca de un millón de trabajadores de distintos ramos de la economía espaņola al inicio de la contienda. Su actuación fue decisiva para derrotar el golpe militar, especialmente en Barcelona. (Nota del grupo editor Bandera Negra).
(2)Golpe militar contra la República Española, dirigido por los generales Franco, Sanjurjo, Mola y Queipo de Llano, entre otros, y apoyado por los grandes latifundistas, las potencias fascistas y la mayor parte del clero y la jerarquía católica. Al triunfar sólo en algunas regiones de la Península Ibérica, dio origen a la sangrienta guerra civil de 1936-39 y, finalmente, a la larga dictadura del generalísimo Franco, que terminó en 1974. (Nota del grupo editor Bandera Negra).


Índice-Capítulo siguiente

Editorial- Actualidad- Artes y letras- Filosofía- Historia-Enlaces - Libro de visitas- Foro- Chat


Inicio