El colectivismo en Cataluņa
II El colectivismo en Cataluña.

Lérida.

Se fundó la colectividad aportando sus primeros integrantes cuanto tenían en sus casas: cosechas, animales de labor y domésticos, herramientas, tierras, etc. La constituían, en 1937, 100 familias, de las que unos 60 eran de Lérida; el resto procedían de las zonas invadidas. En total, unas 400 personas. Contaban con unas 300 hectáreas: unos 600 jornales cultivables. Producía forrajes, alfalfa, y alimentaba gran cantidad de ganado bovino, vacuno, porcino y doméstico. Granja en plena monteriza, de 300 m2, para recría de conejos. Diez parejas de mulos para labor y transporte. Para el transporte a distancia contaban con un camión. Se expedían grandes cantidades de verduras, además de asegurar el consumo de los colectivistas. La cosecha de aquella época prometía a sus afiliados unos 250.000 kg. de cereales y unas 1.000 cuarteras(1) de maíz. La colectividad tenía establecido el salario familiar en la siguiente forma: el soltero ganaba 50 pesetas y percibía 25 en metálico, con el resto quedaban cubiertas sus necesidades en el comedor colectivo. El matrimonio sin hijos cobraba 60 pesetas, y el que tenía hijos, 70. Funcionaba una cooperativa en la que se surtían los colectivistas de cuanto necesitaban mediante libreta de consumo. Al final de la semana se entregaba a cada familia la diferencia en efectivo entre su salario y el consumo habido. Las hortalizas eran de consumo libre y sin control. Los artículos se adquirían más baratos que en el comercio.

Hospitalet de Llobregat.

Las tierras cultivadas por la colectividad representaban una superficie de 15 km2. La componían más de 1.000 colectivistas entre hombres y mujeres. Se pagaban unas 90.000 pesetas semanales en concepto de salarios. La cosecha de judías(2) de 1937 dio la cantidad de 555.000 kg. Las tierras estaban repartidas en 38 zonas; 35 eran de regadío y las tres restantes de secano. Desde su constitución se venían pagando 7.000 pesetas semanales por gastos de mejoramiento general en la construcción de nuevas obras. En diez meses se compró maquinaria por valor de 180.000 pesetas. He aquí un balance muy ilustrativo de su administración:

SEPTIEMBRE DE 1936- AGOSTO DE 1937

Período Entradas (pesetas) Salidas (pesetas)
Primer trimestre 432,710.34 416,973.09
Segundo trimestre 910,756.81 794,628.51
Tercer trimestre 1.653,045.20 1.312,305.10
Cuarto trimestre 2.007,992.80 1.643,773.05
Totales 5.004,505.15 4.167,697.75

La colectividad envió al frente gratuitamente unos ocho vagones de alcachofas, valoradas en 30.000 pesetas, y varios camiones de hortalizas. También prestó solidaridad a otras colectividades necesitadas. Cada trimestre se celebraba asamblea general para estudiar los resultados obtenidos y señalar nuevos planes de rendimiento. Con antelación a estas asambleas, el Consejo de Administración presentaba a los colectivistas un detallado estado de cuentas. Este consejo administrativo estaba formado por cinco compañeros, ayudados por dos delegados de cada zona, uno sindical y el otro técnico. Los delegados técnicos se reunían cada 15 días para estudiar las necesidades del trabajo. Con las informaciones de los delegados técnicos, el Consejo de Administración determinaba lo que diariamente debía ser transportado a los mercados, tanto de Hospitalet como de Barcelona. Los colectivistas acariciaban el proyecto de canalización de la ribera del Llobregat para poner el término municipal a cubierto de las frecuentes inundaciones. Excepto unos 60 colectivistas, los demás pertenecían a la CNT. La colectivización de las tierras era total. Se practicaba la solidaridad y el intercambio con otras colectividades.

Orreols.

Pequeña aldea de la provincia de Gerona. Al estallar el movimiento, 23 familias de las 44 que habitaban en el pueblo (en su mayoría aparceros) pusieron sus tierras en común, así como el ganado y los aperos de labranza, constituyéndose en colectividad. Ésta se regía, a principios de 1937, por los siguientes Estatutos:

"Preámbulo. A) Todos los socios de la colectividad procurarán no olvidar lo siguiente: Con la colectividad han desaparecido las diferencias económicas que nacían de la desigualdad de condiciones. B) Desaparecidas esas desigualdades económicas, la colectividad pasa a ser una sola y gran familia productora, respetándose, no obstante, la mutua y máxima autonomía en cada familia en lo que atañe al consumo.

"La finalidad inmediata de la colectividad comprende los siguientes compromisos por parte de sus socios:
a) Una vez deliberadas las cuestiones y los problemas que se plantean en la colectividad, resueltos en libre discusión, los acuerdos recaídos y aceptados serán cumplidos con la máxima disciplina por parte de todos.
b) Bajo el lema humano y ácrata de "todos para uno y para todos", los socios de la colectividad mancomunarán sus esfuerzos para asegurar el bienestar económico y social de todos, sin distinción de familia ni edad. La colectividad dispondrá de una caja común, con la cual procurará cubrir (según sean sus posibilidades) todas las necesidades de la gran familia colectivizada. Los gastos de orden particular también serán atendidos por la caja en común, siempre que éstos se ajusten a las normas de ética social propios de la colectividad. Los gastos de orden particular serán siempre justificados. Si un miembro de la colectividad, movido por un egoísmo insano, pretendiese abusar de lo que es patrimonio común, el consejo viene obligado a poner el caso en conocimiento de la asamblea, para que ésta, como única soberana, determine la sanción que cada caso requiera.
c) La caja común de la colectividad, y a partir de los primeros gastos de sus miembros (distracciones propias de la juventud y otras atenciones de carácter accesorio), establece un salario familiar semanal, comprendido de la siguiente forma:
Hombres casados, 5 pesetas de sueldo diarias; mujeres casadas, 3 pesetas; hombres solteros de más de 15 años, 8 pesetas; muchachas de 12 a 15 años, 3 pesetas; de 8 a 12 años, una peseta; muchachas de más de 15 años, 3 pesetas.

"Al final de cada ejercicio, y una vez atendidas todas las necesidades de los miembros de la colectividad, el líquido remanente del ejercicio realizado tendrá la siguiente aplicación:
1) Mejoramiento e higienización de las viviendas.
2) Adquisición de material mecánico agrícola.
3) Fomento e incrementación de los productos pecuarios.
4) Creación de una granja avícola.
5) Propulsar un mayor grado de cultura en el pueblo por medio de divulgación cultural asequible a todas las inteligencias, utilizando para dicha labor el teatro, el cine, la conferencia, la radio y la prensa, con folletos de divulgación científica y moral.

"La colectividad se esforzará por todos los medios en sostener relaciones de solidaridad moral y material con todos los obreros del mundo, sin distinción de clases ni color.

"Las puertas de la colectividad permanecerán siempre abiertas para recoger en su seno a los conciudadanos campesinos que quieran ingresar en la gran familia, una vez que se hayan convencido de las ventajas de la colectividad."

(1)Cuartera: Medida de capacidad para áridos, empleada en Cataluña, que se divide en 12 cuarteles y equivale a unos 70 litros, más o menos, según las localidades. También en Cataluña, es una medida de superficie. (Nota del grupo editor Bandera Negra).
(2)Judía: Cierto tipo de frijol o poroto, muy sabroso y nutritivo. (Nota del grupo editor Bandera Negra).


Capítulo anterior- Índice- Capítulo siguiente

Editorial- Actualidad- Artes y letras- Filosofía- Historia-Enlaces - Libro de visitas- Foro- Chat


Inicio